Salvemos al río Soto la Marina

Río Soto la marina

El río Soto la Marina es el río MENOS CONTAMINADO en el Golfo de México, así es… desde la Florida hasta Campeche es el menos contaminado y esto no por esfuerzos propios del gobierno o como resultado de regulaciones federales.

Es el menos contaminado por que todavía no han crecido sus márgenes ni poblados ni industrias importantes.

No es mérito de los tamaulipecos el contar con el río menos contaminado del Golfo de México.

El río Soto la Marina es un río que en este momento se puede salvar.

Entonces si sería un mérito y orgullo de los tamaulipecos.

Como vecinos de este hermoso río por más de 50 años hemos sido testigos del deterioro, de los abusos, de las malas decisiones en dragado y escolleras la vida del río depende de estos dos factores primordialmente, si a esto le aunamos la contaminación de los centros de población principalmente los poblados de Soto la Marina y Abasolo y del resto de los pequeños centros de población a su margen cada día, lo están matando.

No menos importante es el daño ocasionado diariamente por la pesca comercial sin medida, ni límites, en este momento la pesca comercial con sus métodos ofrece más mortandad de distintas especies que los beneficios que reciben de la especie que persiguen y lo que es más triste es conocer que la mayoría de estos pescadores comerciales ni siquiera son residentes de Tamaulipas.

No hay nada que inventar, los métodos, límites, normas, regulaciones, vedas están todas escritas.

Así como nosotros hay muchos pescadores que pueden ser testigos de que el río Soto la Marina era un verdadero paraíso de pesca, manejábamos nuestras camionetas 44 kilómetros de mala brecha con el afán de llegar a “La Pesca” en ese entonces este pueblito poco podía ofrecer en cuanto a instalaciones se refiere, pero a ninguno nos importaba porque a lo que íbamos era a pescar y ésta siempre se daba en abundancia y calidad. De esto no hace tanto tiempo, fue por el año de 1970.

¿PORQUE SALVAR AL RIO SOTO LA MARINA?

  • Porque habla bien de la capacidad de resolución de los problemas que por mucho tiempo hemos solapado.
  • Porque de seguir así con la contaminación y la explotación comercial de pesca desmedida y sin orden, en poco tiempo no tendremos qué cuidar.
  • Porque podemos convertir a “La Pesca” en un atractivo turístico.
  • Porque está demostrado que el turismo es la actividad que mejor permea la riqueza en una entidad, por consecuencia les va a ir mejor a los habitantes de “La Pesca” y pueblos circunvecinos
  • Porque estamos a tiempo

Toda inversión realizada para procurar la biodiversidad, la conservación y garantizar la producción sustentable del río, es una buena herencia para la juventud tamaulipeca.

Todos los tamaulipecos somos culpables, más culpables somos los vecinos del río y los aficionados a la pesca, porque vimos venir el deterioro, lo seguimos viendo y lo toleramos. Aceptar nuestra responsabilidad, declararnos culpables es el primer paso, necesitamos tomar acción, de la mano del gobierno para poder heredarles un mejor río a nuestros hijos.

Regresar Siguiente